CARCINOMA TIROIDEO ECTÓPICO SUBLINGUAL

La presencia de tejido tiroideo ectópico es frecuente en perros, habiendo sido identificado en un 50% de animales adultos en estudios postmortem. El tiroides se desarrolla a partir del epitelio endodérmico localizado en el suelo de la faringe. Durante la gestación la placa tiroidea migra caudalmente hasta alcanzar una posición pretraqueal, permaneciendo conectada a la base de la lengua a través del conducto tirogloso. Si se produce un defecto en la migración de la placa tiroidea puede quedar tejido ectópico retenido en la región faríngea o de la base de la lengua, mientras que si desciende más allá de la situación tiroidea normal, resulta en la presencia de tejido ectópico mediastínico, o en la base del corazón.

Las neoplasias tiroideas representan aproximadamente el 1-3% de todos los tumores en perros. Las neoplasias a partir de tejido tiroideo ectópico son menos frecuentes, y han sido bien documentadas en localización mediastínica y en la base del corazón. La  localización sublingual ha sido descrita en un estudio en el que se observó que, de 544 perros con neoplasia de tiroides, 41 de ellos (7,5%) tenían tumores tiroideos ectópicos sublinguales. De estos, 29 (70,7%) presentaban una localización exclusivamente sublingual y 12 (29,3%) multicéntrica.

El diagnóstico de carcinoma tiroideo ectópico sublingual se puede realizar mediante gammagrafía, ecografía, TAC o RM, aunque debe ser confirmado mediante biopsia. La ventaja del TC es que permite en un mismo estudio descartar la presencia de tejido tiroideo ectópico en varios puntos, así como metástasis pulmonares.

En los estudios de TAC los tumores tiroideos ectópicos sublinguales aparecen como masas vascularizadas con focos de mineralización, y es característica la lisis del hueso basihioides.

  Imagen transversal de TC en ventana hueso (izquierda), en la que se observa un patrón lítico y expansión del hueso basihioides, señalado por las flechas verdes. En la reconstrucción sagital postcontraste en ventana tejido blando (derecha) se observa un realce marcado y heterogéneo de la masa.

Imagen transversal de TC en ventana hueso (izquierda), en la que se observa un patrón lítico y expansión del hueso basihioides, señalado por las flechas verdes. En la reconstrucción sagital postcontraste en ventana tejido blando (derecha) se observa un realce marcado y heterogéneo de la masa.

El tratamiento de estos animales puede incluir hioidectomía parcial, iodo radioactivo,  radioterapia y/o quimioterapia. La edad media de supervivencia es de 1,5 años, con un pronóstico mejor que el de carcinoma tiroideo en localización cervical normal.

Conclusión

El carcinoma tiroideo ectópico sublingual debe ser incluido como diagnóstico diferencial cuando se observa una masa en la región ventral de la orofaringe, y es importante tenerlo en cuenta, ya que el pronóstico de este tumor es mejor que el de muchas otras neoplasias orales.

Bibliografía

Broome MR, Peterson ME, and Walker JR. Clinical features and treatment outcomes of 41 dogs with sublingual ectopic thyroid neoplasia. J Vet Intern Med 2014; 28:1560–1568.

Rossi F, Caleri E, Bacci B, et al. Computed tomographic features of basihyoid ectopic thyroid carcinoma in dogs. Vet Radiol Ultrasound 2013; 54:575–581.